¿Conecto con mi cliente?.

Al ver este vídeo por medio de un twitt vía @borjasaenst me ha invadido una especie de sentido de culpabilidad al verme en muchas de estas escenas reflejado.
Después del mal trago me ha llevado a alguna reflexión que quiero compartir con vosotros.
Hablamos de los nativos digitales serán “multitasking” capaces de atender varias cosas a la vez y que sin duda el ON LINE será para ellos su hábitat normal. Vemos cada vez el mayor impacto en nuestros hábitos diarios por el hecho de llevar en el bolsillo un smartphone. Atendemos antes sus vibraciones, notificaciones, mensajes, mms, … que cualquier otra cosa. Se está covirtiendo en el artilugio que ha cambiado nuestras vidas para bien y también para mal. (leer THINK WASABI para superarlo).
¿Que consecuencia va a tener eso con nuestros clientes?. En mi caso, el de la hotelería, creo que  muchas. Ya todos nos afanamos por conseguir a buen precio app´s de nuestras marcas/servicios o en poner encima la mesa un plan estratégico que como dice mi admirada Gaby Castellanosconecte los corazones de nuestros clientes con nuestras marcas” y al menos conectar con nuestro cliente pero el problema es que nuestro cliente está cansado de “conectar con tantas y tantas propuestas”. Ahora ya no mira casi anuncios en TV por que está con el Ipad en el sofá, ya no escucha nuestro Check in por que lo que realmente le interesa es la Clave Wi-Fi, …
Con lo cual, las propuestas de valor y contenidos para conectar con los que están y los que vienen ( nuestros hijos digitales) van a tener que ser tan maravillosamente ingeniosas o no sólo podrán tener un ínfimo impacto en él sino un efecto rechazo. Más aún si todos vamos a estar bajo la “Vida On Live” constante.
Un abrazo.
**¿ has empezado ya terapia de desconexión?

Suscríbete a mi Newsletter

Y recibe todos mis contenidos en tu email ¡GRATIS!

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

marketing email by Mailrelay

You have Successfully Subscribed!

2 comentarios
  1. David Guerra Terol
    David Guerra Terol Dice:

    es cierto que en muchas situaciones atendemos más a nuestro smartphone que a quien tenemos al lado pero, va por rachas. Desde luego yo le hacía más caso a mi smartphone durante mi primer mes con él que ahora.

    Los clientes igual, cuando tengan su primer smartphone se sumirán en el mundo de las apps hasta acabar saturados, luego serán muy selectivos con lo que instalen en sus dispositivos. Igual que en Twitter ahora nos pensamos dos veces a quien seguimos para que no nos spamee el timeline.

    Que las propuestas de valor tendrán que ser “maravillosamente ingeniosas”? acaso no lo están teniendo que ser desde hace tiempo? no ha debido ser siempre así? si leemos a los clásicos del marketing y de la publicidad veremos que sólo hablan de eso. “El marketing estriba en la diferenciación” decía Kotler, qué sabio 🙂

    Responder
  2. Emilio J. Mulet Diaz
    Emilio J. Mulet Diaz Dice:

    Estoy de acuerdo con Victor y pienso que a veces hay que estudiar este fenómeno de la forma más simple posible para quedarnos con una idea lo suficientemente clara como para sacar conclusiones que nos sirvan en nuestra profesión.
    Para mí esa idea sencilla no es otra que la de entender comunicación de la gente a interrelacionarse de forma ONLINE como una nueva via de conexión con un público antes anónimo y hoy conocido de la red, poder interactuar con él y atender sus demandas como lo hariamos en la recepción de un Hotel cara a cara con el cliente.
    Desde mi punto de vista se trata de relaciones humanas con un público cada vez más informado, más exigente y con más criterio.
    Ya no sirve la publicidad engañosa de los años 90 sino que la gente espera una comunicación personalizada con respuestas a sus preguintas, sin olvidar de la creciente importancia de los foros de opinión existentes en la red.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *